La importancia de la comunicación en la prevención de riesgos laborales

Como es bien sabido, todas las empresas están nutridas de personas, los trabajadores. Lo que la prevención de riesgos laborales busca promover es la seguridad y salud de dichos trabajadores mediante  identificación, evaluación y control de los peligros y riesgos asociados al trabajo, es decir, reducir las posibilidades de que sufran una enfermedad o accidente en el desempeño de sus funciones.

Lo más importante es planificar y anticiparse, tomar una serie de medidas preventivas que eviten o disminuyan los riesgos y consecuencias a la hora de producirse un accidente laboral.

Los principales pasos para la elaboración del plan de riesgos laborales (PRL).

  • Elaborar, implantar y aplicar un plan de prevención de riesgos laborales.
  • Evaluar los riesgos.
  • Planificar y ejecutar la actividad preventiva.

¿Qué se debe evaluar?

  • Las características de los locales.
  • Las instalaciones.
  • Los equipos de trabajo existentes.
  • Los agentes químicos, físicos y biológicos presentes o empleados en el trabajo.
  • La propia organización y ordenación del trabajo en la medida en que influyan en la magnitud de los riesgos.
  • Así mismo, deberá tenerse en cuenta la posibilidad de que el trabajador que ocupe ese puesto de trabajo sea especialmente sensible, por sus características personales o estado biológico conocido, a alguna de dichas condiciones.

 

Actualmente uno de los campos que más auge y relevancia está teniendo en este tipo de planes, es la innovación en la comunicación (en su mayoría interna) como herramienta fundamental.

¿En qué sentido es clave la comunicación en un PRL? Ayuda a una comunicación bilateral entre empresa y trabajador. Este diálogo contribuye en la motivación y mejor adaptación a los cambios. Además, transmitirá un ambiente de confianza y transparencia en el proceso de su elaboración.

 

Para que la comunicación estratégica sea eficaz exige al menos.

-       Promover la motivación e implicación de todo el personal en desarrollar sus tareas con seguridad.

-       Tener un líder visible que sirva como ejemplo y modelo a seguir en cuanto a la cultura de prevención.

-       Formar e informar a todos los empleados.

 

La finalidad es buscar una sinergia, iniciar una escucha activa sobre diferentes sugerencias alternativas para el logro de un mismo objetivo y determinar la acción más adecuada para cumplir dichos objetivos establecidos en la PRL.

La información bien aprovechada es de gran valor y permite una mejora continuada en el tiempo. Cuando un empleado se siente escuchado, informado y formado en este sentido, su implicación en la consecución sus tareas de manera más segura y responsable. Además, esta formación está regulada en La Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), en sus artículos 18 y 19

Más del 95% de los accidentes se producen por un uso incorrecto de las herramientas, frente a un 4% por el mal estado o inseguridad de las herramientas o puestos de trabajo.

 

¿Sobre qué informar?

-       Riesgos en cuanto a la utilización de los equipos y maquinaria.

-       Riesgos generales y medidas de actuación contra incendios, o primeros auxilios)

-       La exposición a agentes químicos, físicos y biológicos.

-       Medidas de actuación y protección que aplicar en cada caso.

 

¿Dónde Comunicar?

-        Canales de Comunicación Interna: Itranets, newsletter, correos, etc

-       Canales de Comunicación Externa: Redes Sociales, Blog, TV, etc.

 

La formación debe ser obligatoria para todos los empleados, dentro del espacio de trabajo.

Establecer unos buenos líderes dentro de la directiva de la empresa junto con el departamento de comunicación, garatizará un buen plan PRL basado en la comunicación.

 

 

Leave a comment

You must be